On braiding intentions and letting go of the ego

It has been five years of braiding intentions almost on a daily basis and now in the spirit of another birthday that just flew away I want to share with you something very personal, that I know we all struggle with, because I know that the more specific the story is, the more universal it becomes.

The final knot on my braid has always been a reminder of the importance of helping other women out. It has been a daily and quite powerful intention that fuels me; but helping others carries its own weight and difficulties because it involves letting go of the ego. And that’s not easy because the ego will always tell you that you must be recognized for the things you do for others. You need to be acknowledged and thanked, and yet it rarely happens that way… but isn’t that the exact problem we are all trying to solve in the world right now? 

We are urged to braid ourselves together and yet all we do is tear ourselves apart because the ego and our own interests interfere.

Let’s forget about my own little world and see the bigger picture: last week I read that the increasing consumption of almonds is affecting the bees; we thought we needed to save cows but now the damage we are inflicting in bees, who are absolutely primal for our survival, is a reality we need to fix. When I mentioned this to my seven-year-old, he says that we just need to tell the people who produce almonds to limit their production. And of course that’s the right answer but when greed and ego come in the way, it’s just not that simple even though it should be, because our seven-year-old selves know that’s the only way to save the planet; by listening to what it needs with our hearts, not our needs or our egos. 

It’s been five years of braiding intentions and yet I think the most important intention of all is to pay attention to my heart, and let go of the ego. 

So time to make sure that every intention is just about building an extra step in the ladder of those women I want to help, stripping myself from the ego. 

May that message permeate to every aspect of my life.

We must do the right thing for the sake of it, without looking back, one intention at a time.

Look: L’antillaise Earrings: Liaterni

 

Acerca del ego y las intenciones

Han sido cinco años de trenzas cargadas de intenciones casi a diario, y ahora con el espíritu de otro cumpleaños que se me fue volando, quiero compartir con ustedes algo muy personal, con el que sé que todos luchamos, porque mientras más específicas sean las historias que les cuento, sé que se vuelven más universales.
El nudo final en mi trenza siempre ha sido un recordatorio de la importancia de ayudar a otras mujeres. Ha sido una intención diaria y bastante poderosa que me alimenta; pero ayudar a los demás conlleva su propio peso y dificultades porque implica soltar el ego: y eso no es fácil, porque el ego siempre te dice que debes ser reconocida por las cosas que haces por los demás. Debe ser reconocida y agradecida, y sin embargo, rara vez sucede de esa manera … ¿pero no es ese el problema exacto que todos intentamos resolver en el mundo en este momento?

Nos urge trenzarnos en union a nosotros mismos, y sin embargo, todo lo que hacemos es dividirnos, porque el ego y nuestros propios intereses interfieren.

Veámoslo en un panorama más amplio: la semana pasada leí que el consumo creciente de almendras está afectando a las abejas; pensamos que necesitábamos salvar vacas, pero ahora el daño que estamos infligiendo a las abejas, que son absolutamente primarias para nuestra supervivencia, es una realidad que debemos corregir. Cuando le mencioné esto a mi hijo de siete años, me dice que solo tenemos que decirle a las personas que producen almendras que limiten su producción. Y por supuesto que esa es la respuesta correcta, pero cuando el ego se interpone, no es tan simple como debería ser,  aun cuando sabemos que la niña interna de siete años dentro de cada una de nosotras tiene la respuesta correcta, por ser la única que escucha lo que necesita con su corazón, y no poniendo como prioridad sus necesidades ni su ego.

Han sido cinco años de trenzar intenciones, y sin embargo, creo que la intención más importante de todas es prestar atención a mi corazón y soltar el ego, que ya bastantes problemas me ha causado.

Así que por ahora mi intención más grande es de simplemente construir un paso adicional en la escalera de las mujeres a las que quiero ayudar, despojándome del ego.
Quiero que ese mensaje toque todos los aspectos de mi vida.
Debemos hacer lo correcto por el bien, sin mirar atrás, una intención a la vez.

 

Look: L’antillaise Earrings: Liaterni

Talk to me!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.