Día de Muertos 2020

Por Danié Gómez-Ortigoza

25 de octubre de 2020

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en email

Nuestro tiempo en este cuerpo físico es limitado y eso realmente nos une. La muerte es la única condición asociada a toda forma de vida.
Cuando hacemos altares del Día de Muertos, invocamos a nuestros antepasados. Vienen de la región de donde es la Muerte. Vienen aquí por un día, a la tierra de los vivos, con permiso para disfrutar, celebrar y reafirmar los lazos de identidad en una comunidad. Los que vienen son los que se nos han adelantado. Y vienen con el mensaje de que hay una vida futura.

Es bastante significativo que este rito haya sobrevivido al colonialismo, especialmente en una sociedad profundamente católica como la mexicana, dado que en teoría no debería haber ritos a otras entidades que no sean Dios mismo. Para mí, la muerte es otra manifestación de Dios, tan difícil de entender como siempre lo es cuando toca a los que más amamos.

Este año tengo dos conversaciones especiales sobre el Día de los Muertos; uno de ellos, con la artista contemporánea Betsabeé Romero, cuyo mundo se ha mostrado en importantes instituciones como el Museo Británico y el Museo de San Carlos. En nuestra conversación a través de Instagram en vivo el 27 de octubre a las doce pm EST, hablaremos sobre la historia y el significado del Día de Muertos. Este año ella armó un kit de impresión especial para que personas de todo el mundo hagan su propio altar usando sus diseños. Aquí puede encontrar un video rápido que explica cómo se ve y qué necesita. Los elementos necesarios para crear tu propio altar en casa son bastante básicos.

 

El elemento más determinante para este ritual es tener una intención establecida, que debe ser honrar la vida de aquellos que ya no están con nosotros. También es un momento para agradecer su vida y perdonar lo que haya quedado pendiente. Las imágenes son una herramienta muy útil para sintonizarnos con la energía de nuestros seres queridos, al igual que las calaveras de azúcar que están aquí para recordarnos que la muerte, después de todo, es dulce. Si no tienes calaveras de azúcar, también puedes crear las tuyas propias usando masa de sal, que es una mezcla de dos partes de harina, una parte de sal y un toque de creatividad para dar vida a las calaveras.

Pan de Muerto, también es un buen complemento, al igual que diferentes elementos como la sal, el agua, el copal, el papel picado y su comida favorita.

Para mí la tradición es realmente importante a la hora de honrar la vida de mis seres queridos, pero también es un espacio para dejar ir todas esas cosas que no me sirven y para honrar las diferentes muertes que he vivido durante el año. Este ha sido un año especialmente cargado donde todas las emociones han estado presentes.

Los rituales nos trenzan. Hazlo tuyo. Siente su poder trascendental, y si quieres construir tu altar conmigo, sintoniza Instagram en vivo el miércoles 28 de octubre al mediodía EST.

Y el viaje continúa.

-fotos tomadas en Collective 64 por Nina Surel